EMPIEZA LA CAMPAÑA ELECTORAL




  • El pasado 30 de marzo se iniciaron las campañas electorales, porque como es sabido, el domingo primero de julio elegiremos al próximo Presidente de la República y a los 128 senadores y 500 diputados que forman el Poder Legislativo Federal.  Pero además  ese día en veinte y nueve  estados, incluyendo a la Ciudad de México, habrá elecciones locales. Solo en Baja California y Nayarit no se renuevan autoridades locales. Es importante desglosar que nueve gubernaturas estarán  en disputa y en el resto de las entidades habrá cambios en las presidencias municipales y, o, en las diputaciones locales. Por tal razón,  podemos afirmar que al momento de votar estaremos  definiendo  el futuro del país por los próximos años. Por tal razón podemos decir que se trata de una cita con la historia.
    En relación a la justa electoral deseo hacer algunos comentarios. El primero es que como sucede en cualquier campaña, la disputa por la Presidencia de la República  será una lucha despiadada. Los contendientes harán todo lo posible por obtener el voto. Es seguro que ofrecerán todo lo que  imaginen sus asesores, incluso hasta  ofrecimientos que después no  cumplirán, como el de Enrique Peña Nieto, en la campaña de  2012, que se comprometió a promover la eliminación de los diputados de representación proporcional. También dirán todo tipo de argumentos para descalificar a sus adversarios, buscando siempre guardar la forma, pero en ese sentido hay que esperar un alto nivel de confrontación. 
    Se ha dicho con insistencia que según las encuestas,  si las elecciones fueran en este momento, Andrés Manuel López Obrador sería el triunfador. Pero hay que tener presente que no siempre el que arranca en primer lugar obtiene el triunfo. Esto ha ocurrido en muchas ocasiones, tanto en México, con el mismo López Obrador,  como en otros países. En las ocasiones anteriores el propio AMLO se encargó de meterse zancadilla. En esta justa electoral no podemos anticipar nada. 
    En los últimos tiempos el uso de las encuestas ha sido cuestionado. Hay quienes dudan de la veracidad de sus resultados. Sin embargo es necesario matizar esta afirmación, porque si bien es cierto que puede haber estudios que se hagan para favorecer la imagen de determinado candidato, las encuestas son una herramienta de la investigación social y comercial y que si se cumplen ciertos requisitos, sus resultados si pueden ser confiables. Los aspectos básicos son cuidar el diseño de la muestra, es decir a quien se le preguntará; la redacción del cuestionario, para no inducir ninguna respuesta con el orden de las ideas o el uso de determinadas palabras; supervisar a los encuestadores, para que no hagan trampas y utilizar las fórmulas adecuadas para interpretar los resultados.   
    Otro comentario que me parece pertinente agregar es que en nuestro país los niveles de participación electoral son bajos, es decir el  abstencionismo es alto. Además el caso de Baja California es patético, porque en algunos comicios hemos sido el primer lugar en no participación. Con tantos cuestionamientos que se han hecho en los últimos tiempos sobre la honestidad de los gobernantes; la critica a los políticos y a los partidos políticos, lo menos que se puede esperar de las personas congruentes es que acudan a las urnas.
    Inicia la campaña electoral y de seguro habrá muchas sorpresas.         
    -El autor ha sido diputado federal por el PAN y director general del Cobach asi como académico y docente universitario

  • Opiniones sobre esta nota