AgoraBC. En crisis el panismo de Tijuana​




  • Los números de votación interna alcanzados por el PAN en su reciente disputa interna por candidaturas arroja una profunda crisis de influencia en Tijuana, no obstante que el dirigente estatal José Luis Ovando proclamó victorioso que votó arriba del 60% del padrón panista en la entidad, votando mas de 6500 militantes de este partido que tiene ya mas de 28 años inninterrumpidos en la gubernatura.

    Apenas en las elecciones locales recientes recuperaron ese Municipio de Tijuana con el alcalde Juan Manuel Gastélum como candidato, no obstante que el gobernador Kiko Vega de ese municipio proviene y desde ahí opera la mayoría de su agenda de Mandatario y aún asi el propio Ricardo Anaya, tomó a Tijuana como si fuese capital del estado al no hacer proselitismo recientemente en Mexicali.

    Y es que los panistas cachanillas se desbordaron a las urnas y en solo 2 distritos y medio lograron con su participación sumar 2615 votos, siendo que Tijuana, cuyos dirigentes y gobernantes se muestran a menudo como la capital política del blanquiazul, en sus cuatro distritos apenas lograron en suma 2242 votos, reflejando una baja asistencia de sus propios militantes a apoyarlos en la interna.
    El mayoriteo del voto panista cachanilla se constata también en la votación para senadoras, pues en Mexicali votaron 2674 panistas y en Tijuana, no obstante que la militancia es mayor en número allá, apenas alcanzaron en suma los 2235 votantes. 

    Tan solo el voto panista en el distrito 1 (De La Rosa) y 2 (Bedoya) de Mexicali, superó los mil votantes pues en el primer distrito acudieron 1311 votantes y en el 02, 1088, siendo que en los distritos federales de Tijuana, que son el 4, 5, 6 y 8 apenas lograron 332, 793, 684 y 433 (ninguno arriba de mil), analizando la votación por el voto de Anaya para la Presidencial, según consta en actas de la comisión electoral (ver anexo).

    Esto significa que aquella cuna del panismo gobernante el 89 cuando Ernesto Ruffo arrasó con Gubernaturas, alcaldía y diputaciones, ya está en franco retroceso y crisis, no obstante que esa ciudad tiene la mayor población de estado y se supone alberga a la mas presumida clase política del estado.

    Por eso, si analizan sin triunfalismo las cifras y como un sondeo real de cómo andan internamente sus militantes, la dirigencia de Ovando, pero también el Gobernador Kiko Vega y el alcalde conocido como El Patas, deben encender los focos rojos de alarma en su terreno, pues por mucho tiempo han dicho que el panismo de la zona costa es el que hace fuerte la diferencia para seguir gobernando al estado, algo que los cachanillas demostraron otra vez lo contrario en esta ocasión.

    Otros apuntes

    La competencia interna en el PAN, lejos de generar conflicto, produce mas interés y participación de su propia membresía y no en todos los distritos hubo competencia.

    El ejemplo lo fue el distrito 01 en Mexicali, donde compitieron 3 aspirantes, todas ellas mujeres diputadas federales, que en suma atrajeron a 1418 votantes, que fue el distrito con mas votación donde ganó la Bedoya a Rosario Rodríguez y Luz Argelia Paniagua.

    Aunque ganó por poco margen David de la Rosa Anaya con 646 votos a Francisco Orduño que logró 538 votos, tuvo dicho distrito apenas 40 votos nulos, la menor cifra en la entidad, por lo que la mayor competencia entusiasmó y motivó.

    En contrario, donde no hubo competencia, como fue el distrito 07 siendo un solo candidato en la persona del exlíder de la Canaco, Juan Ramón López Naranjo, votaron 895 personas, siendo 750 de ellas para el único aspirante, pero llama la atención que fue donde mas votos nulos se reportaron pues fueron 145, mostrando posiblemente el rechazo a la falta de participación o al único aspirante de ese distrito de Mexicali.

    La mayor de las penas del panismo las sufrió el tijuanense Ricardo Magaña Mosqueda, quien ya fue diputado local y aspirante fallido a diputado federal pluri, y en esta ocasión tuvo como contrincante único en el distrito 4 de Tijuana a Jesús Gerardo Cortez Mendoza, que apenas alcanzó 85 votos panistas, pero lo mas significativo es que el ganador Magaña Mosqueda solo logró la nominación con 268 votos, no obstante que fue titular de Kiko en Desarrollo Social, siendo el distrito con menos presencia de panistas pues ambos apenas reunieron 362 votantes y el panista logra la candidatura con 268 sufragios, la menor suma de los aspirantes en esta interna.

    En contraste por ejemplo, aún cuando no tuvo contrincantes, la que logró mayor votación fue la panista de Mexicali, Mónica Bedoya del 02 que ganó la nominación a pulso con 1045 votos, es decir cuatro veces mas que la votación de Magaña el kikista de Tijuana.

    También no obstante que resultó electa como única aspirante la ex-diputada local Rosalba López Regalado, capitalizó 748 votos, logrando en ese distrito 05, un total de 102 nulos.

    En la votación para aspirantes al Senado, fue el exalcalde Jorge Ramos, quien logró 5905 votos, pero él no enfrentó ninguna competencia interna, por lo que acaparó los sufrajios panistas, a diferencia de las mujeres que tuvieron que competir ganando Gina Cruz Blackedge que alcanzó los 3178, pero sí compitió con otras dos diputadas con licencia, como son Rosario Rodríguez y Luz Argelia Paniagua.

    Finalmente por decisión del órgano de dirección nacional y en apego al tema de paridad de género, Gina Cruz, diputada con licencia que busca el escalón del senado, ascendió al primer sitio de la fórmula número uno, bajando a la posición 2 a Jorge Ramos, en ambos casos los suplentes siguen pendientes y sujetos a las especulaciones.
    En el caso de Gina en la competencia por la nominación para la candidatura al Senado, ella ganó en 23 mesas de votación, Rosario en 5 y Luz Argelia en ninguna.


  • Opiniones sobre esta nota