Año viejo, año nuevo 2018




  • Ahora pasado el año regresamos a la realidad, se terminaron las fiestas, las visitas van de regreso y hay que limpiar el tiradero de casa, de calle y de país, lo que sigue es que este 2018 estamos convocados a asistir a las urnas el próximo 1º de Julio poco mas de 88 millones de ciudadanos, ahora estamos en etapa de precampañas (14 de Dic. 2017- 12 de Feb.2018), luego la Campaña presidencial inicia 30 de Marzo al 27 de Junio y se disputaran 3 mil 405 puestos de elección popular.

    Hasta el momento no hay ideas novedosas ni discursos conceptuales por el contrario sobra lodo y descalificaciones, lo poco novedoso es que el candidato del PAN y su alianza reconocen que es acertado el diagnostico que hace AMLO del país, pero dice que las soluciones que plantea no son las correctas, al parecer el primero hace bien su diagnostico y el segundo las soluciones, pero no dijo cómo y cuales o cuantas, del otro candidato no hace noticia como dice Soledad Loeza, los priistas han vuelto al método consagrado por Ruiz Cortines: el dedo que decide en solitario y señala al agraciado según su leal saber y entender, ese dedo sabio, el mismo que pinto Miguel Ángel en el Vaticano, que representa el momento exacto en que Dios Padre dio vida a Adán, pero a veces se equivoca, por lo que no se descarta la jugada salinista del reemplazo (Nuño), mientras que por otro lado en la cancha del juego del combo dos de tres, el árbitro vive en la candidez y la soberbia ya que los consejeros del INE rayan en la sospecha de la complicidad y abonan a la desconfianza.

    Lo que vimos ahora en fiestas navideñas porque no pudimos desligarnos de la política y es que estos economistas  mexicanos egresados de Yale y de Harvard siguen despilfarrando nuestras reservas  internacionales en un fútil intento de sobrevaluar el peso, sin entender que si no hay valor agregado, la riqueza seguirá saliendo del país, el catarrito está cundiendo a todos los hogares, tanto el económico como el de salud, pero este último es más fácil de curar, nosotros decidimos la cura, en política no porque ni siquiera se nos consulta y es una lástima por lo que vimos en la sociedad Alemana cuando el mes pasado les aumentaron el precio de las gasolinas al siguiente día hacen un paro de autos por todo el país y tienen que dar marcha atrás ante este acto de  desobediencia civil, cosa que será muy difícil en nuestro país este 2 de Enero que se convoca a un acto similar pero sin conciencia cívica, sin formación política, pero esperemos un milagro, también hay sorpresas, viene Santa. Desafortunadamente las elecciones se han convertido en campañas de guerra,  disputa, encono y  desprestigios, agandalles de todas las alianzas y coaliciones y demás prácticas políticas, dando la impresión de que es lo mismo de siempre, pero ¿que hacemos con los pobres?, con los marginados, desarrapados, los sabelotodo, los sucios y malolientes, con las calles llenas de pedigüeños, con tanto lamento por desempleo y pobreza y sin respuestas sobre “Políticas de Estado” para ello, porque no lo entienden o no lo quieren entender “todos” los contendientes, que los “Programas de apoyo asistencial” no solo conservan la pobreza sino generan más pobres, lo que realmente necesitamos como políticas de Estado, son políticas de desarrollo incluyente que atemperen el abismo entre la riqueza y la pobreza, Programas asistenciales solo de coyuntura (a corto plazo) acompañados de proyectos de desarrollo para atemperar esa desigualdad social, económica y cultural  que crea ya no los dos México de Carlos Fuentes o Cosío Villegas sino los muchos Mexicos: Diversos en todos los ámbitos, ahora es más compleja la sociedad y las respuestas lo deben de ser, la simplicidad paso a la complejidad y no es solo el ahora el urgente ahora, sino también el urgente mañana, no queremos que los limosneros “pidan en coro”.

    Creo que los pesimistas están equivocados y creo que nuestro país puede iniciar el renacimiento con un despertar para construir el futuro de las nuevas generaciones con políticas de Estado, a largo plazo para esos más de 20 millones de millennials (la generación-Afore) ya que para el 2030 (solo 12 años mas) la población dejara de ser en su mayoría joven, pues 66 de cada 100 mexicanos tendrá una edad de 60 y mas y lo que es peor, sin seguridad social, sobre todo porque nuestra riqueza en bono de fuerza de trabajo se malbarato o sin uso con millones de Ninis y sin futuros, hay 25.6 millones de jóvenes de 18 a 29 años lo que representa ya casi un 30% del padrón electoral es hora de salir a la calle, es hora de la solidaridad y la protesta, de la exigencia de compromisos, el “Cheque en blanco” para los políticos se agoto, aun hay tiempo para la construcción de nuevos movimientos de resistencia y desobediencia civil, como en muchos países que logran cambios sustanciales y pueden ser de coyuntura como el “Yo soy 132”, como el de Sicilia o el del SME, o “contra los Gasolinazos” que logran incorporar a grandes masas de la sociedad y fortalecer la sociedad civil, lo espontaneo es la sorpresa, la pobreza es la carencia de los “Intelectuales Orgánicos diría Antonio Gramsci, para dirigir esas masas populares, tenemos derecho a soñar como dice Sartre: Seamos realistas pidamos lo imposible, este 2018 apenas inicia, pensemos en el cambio.


  • Opiniones sobre esta nota