EL HURACÁN PERFECTO




  • El 2018 es año electoral y si fuera en metáfora climática  seria un Ciclón categoría 5, nuestro 'Harvey' y es que no existe más diferencia que la de sus nombres. Los huracanes, ciclones y tifones son exactamente el mismo fenómeno meteorológico, con la excepción de que le damos distintos nombres de acuerdo al lugar en el que se desarrollan. De este modo, un huracán, un ciclón y un tifón son el mismo tipo de tormenta (o conjunto de tormentas) que ocurren en lugares diferentes y que de forma generalizada.

    Volviendo al tema porque no solo renovaremos la Presidencia de la República que en sentir del  mexicano “Es la Grande”, o la “pieza más importante de nuestro sistema político mexicano”, renovaremos el Senado (128 Senadores) y diputados federales (500), lo que nos da un total de 428 puestos de elección a renovar; pero ahora será un coro enorme de concierto nacional, porque habrá elecciones concurrentes en 30 Estados de la República (solo Nayarit y Baja California no habrá concurrentes), en 9 habrá renovación de gobernador: Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos,  Puebla, Tabasco, Veracruz, Yucatán y la Ciudad de México, acompañados del concierto para diputados locales de solo 984, mas los alcaldes de estos Estados en total 1,614.

    En el D.F. a parte de la elección del Jefe de Gobierno viene la de 16 Delegaciones a renovar y para engrosar la democracia súmenle la elección de 1,783    Síndicos y porque no 13,348 Regidores, que si sumamos hasta donde vamos tendríamos que renovaríamos casi la totalidad de los puestos de elección nacional ahora vamos sobre 18, 170 puestos de elección popular que si conservadoramente los disputen al menos tres fuerzas políticas(partidos, alianzas, coaliciones, independientes o como sea pero que sean al menos tres contendientes por puesto  de elección) tendríamos al menos 54, 534 candidatos federales y locales, imaginemos los electores del D.F. que tendrán al menos 7 boletas diferentes en 7 urnas ya los veo.

    Pero lo cierto es que todos esos candidatos (techo mínimo 54,543) gastan mucho dinero y recursos públicos que salen de nuestros bolsillo, no de los de ellos, porque cuentan con un presupuesto federal de 25 mil millones, Fox nos costó 8 mil 453 millones de pesos, Calderón 11,833 y Peña 15, 794, millones, para que se den una idea del costo a partir del primero de enero cada minuto nos costara 9,000 pesos el proceso electoral (en contraste el presupuesto del IPN, la mitad del costo del gasto electoral.

    Pero no es el único costo pues habrá elecciones concurrentes en 30 Estados del país y el costo es  muy similar, al menos otros 20 mil millones de pesos, imaginemos los gastos solo en papel, porque nuestro sistema atrasado (apto para el fraude), se basa en papel, cuando puedes ser “  urna electrónica”, más segura, pero ese es el chiste, votar a la antigüita para practicar el “Carrusel”, nadie sabe cuán innovador serán los Partidos en materia de supercherías, ardides, sofismas y tantas trampas conocidas y por conocer, con un  padrón de 87’ 317, 602 millones de ciudadanos empadronados 45’298,716 Mujeres y 42’018, 841 hombres, que deberíamos de ir a votar o vamos a votar.

    Se imaginan instalar al menos 100, 365 casillas, que en lo federal contaran al menos con una boleta por puesto de elección: Presidente, Diputado Federal y Senador, nos da algo así como 250 millones de boletas para elecciones federales y otro tanto para locales,(Gobernador, diputados locales  Presidente Municipal, regidores y síndicos) al menos otras 250 millones lo que conservador-amenté serian 500 millones de boletas lo que es suficiente para llenar al menos dos Estadios Aztecas, mas las urnas, actas, etc. y todo eso se compra y algunos hacen negocio con venta y compra de papel.

    Además de la logística, esta la credibilidad de los organizadores de las elecciones, que en el pasado proceso mostraron debilidades impresionantes, hay que ver que todavía no terminan los litigios del estado de México,  y Coahuila. El comportamiento de las autoridades del INE a si como la de los Oples, también están bajo la mirada crítica sobre su desempeño. Así pues vienen las tormentas hay que preparase para ellas.

  • Opiniones sobre esta nota