¿HASTA CUANDO EL NOMBRAMIENTO DE TITULAR DEL ORFIS?




  •  

    Este 2 de agosto se cumple un año de la renuncia de Manuel Montenegro al frente del ORFIS, tiempo que no ha sido suficiente para nombrar a un nuevo titular, por lo que sigue al frente de dicho organismo Carlos Padilla, en calidad Auditor Superior en Funciones por Disposición de Ley. 

    Al respecto, el Artículo 91 de la Ley de Fiscalización Superior establece que "El Auditor Superior de Fiscalización del Estado será suplido en sus ausencias temporales de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento Interior del Órgano de Fiscalización. En caso de falta definitiva, la Comisión lo hará del conocimiento del Congreso para que se haga nueva designación de acuerdo con el procedimiento de Ley." 

    Así mismo, el Artículo 65 del Reglamento Interior del ORFIS señala que "En el caso de ausencia definitiva o absoluta, renuncia o remoción del Auditor Superior, la Comisión lo hará del conocimiento del Congreso, para que se realice una nueva designación de conformidad con el procedimiento que establezca la Ley. En este caso, el Auditor Superior será suplido por el Subauditor General de Fiscalización, hasta en tanto el Congreso no realice una nueva designación; ..."    

     

    Subrayamos lo último porque nos preguntamos hasta dónde se puede justificar en esa disposición que doce meses no hayan sido suficientes para llevar a cabo el procedimiento de Ley y nombrar a un nuevo Auditor Superior.

     El sentido común nos dice que el espíritu de la Ley es que, llegado el caso, el Congreso proceda a un nuevo nombramiento de manera inmediata tomándose sólo el tiempo necesario para actuar en consecuencia, y de ninguna manera se interpreta que el tiempo para proceder se pueda manejar de manera indiscriminada, como es el caso. No tiene sentido que por un lado la Constitución del Estado le dé rango constitucional al referido cargo de Auditor Superior, que se establezcan una serie de requisitos para ostentarlo y que se establezca un estricto procedimiento para su designación y, por otro, que el Congreso simplemente ignore tal reglamentación, en una actitud por demás incomprensible e injustificable.

     

    Desde 1994, año de creación del ORFIS, tres han sido sus titulares y el último es, como ya se señaló, Auditor Superior en Funciones. Los dos primeros, Víctor Adán López Camacho y Arturo González Luna, fueron designados conforme al procedimiento de Ley. En el caso de Manuel Montenegro, es sabido que fue impuesto por la XX Legislatura sin procedimiento alguno y con serias dudas de que cumplía con los requisitos de Ley, hecho que a pesar de ser del conocimiento de la XXI Legislatura mantuvo al frente de ORFIS a tan cuestionado funcionario.

     

    Fue a raíz de su renuncia, el 2 de agosto de 2016, que la XX Legislatura dejó como Encargado de Despacho a Carlos Padilla, allegado al Gobernador del Estado, donde a pesar de contar con el tiempo suficiente para designar a un nuevo titular antes del término de gestión de esa Legislatura, se optó  por dejar tal obligación a la Legislatura entrante, cuya opacidad en el asunto es más que evidente.

    Nos podrían argumentar que esperan para tomar la decision, a la implementaciòn del nuevo sistema estatal anticorrupción, que recién se ha aprobado por la 22 Legislatura, sin embargo, desde el inicio de la misma la diputada Eva Vasquez, habia dicho que en su  momento se abordaría el tema de ORFIS, y pues ya pasó un momentote y la incertidumbre se ha acumulado. 

     

    De ahí la pregunta: ¿Y hasta cuándo el nombramiento de un nuevo titular del ORFIS?



  • Opiniones sobre esta nota