ESPACIO JOVEN.. La gente y el Estado




  • Por qué cualquier persona en su sano juicio afirmaría identificarse como un libertario, anarquista o voluntario? ¿No has leído Señor de las Moscas? Está claro que la gente es como esos muchachos de diez años, a lo largo de toda la novela el autor explora dos temas en particular: la civilización contra la barbarie y la pérdida de la inocencia infantil. Al ser una alegoría de la naturaleza humana, cada personaje representa diferentes aspectos de las personas. Ralph, el orden y la civilización. Piggy, la razón y cordura de la sociedad. Jack, el deseo de poder y la maldad. Roger, la crueldad y el sadismo en su mayor escala. Simón, la bondad natural del hombre.

     

    Así parece que la sociedad debe estar organizada estar organizada, para eso se inventa el Estado, para enfrentar el   robo, la violencia, el terror, de lo contrario estaríamos constantemente en guerra, contra todo lo anterior, y la gente pobre tendría aun más dificultades. Así para enfrenta la gente mala, necesitamos un gobierno compuesto de gente buena. Desafortunadamente para la mayor parte del mundo, esto es exactamente lo que ellos creen. Mencione la palabra anarquía, que significa la ausencia total de estructura gubernamental en un Estado. La primera cosa que viene a la mente para la mayoría es la violencia popular aleatoria. No importa que la violencia del Estado sea imposible de comprender. No importa que sus acciones sean contradictorias con lo que profesa hacer. 

     

    Hasta hace poco, solía adherir a la noción completamente descabellada de que necesitábamos una institución involuntaria para tener una sociedad en funcionamiento. Un ejemplo que solía "justificar" la necesidad de una autoridad centralizada era un desastre natural como el huracán Katrina. Ahora cualquier persona que sabe algo sobre la respuesta del gobierno sabría que era un desastre total y no ayudó a la gente en lo más mínimo. Otro ejemplo que usé fue el argumento de la "red de seguridad social". Creí que era necesario forzar programas de distribución de la riqueza para "ayudar" a los menos afortunados. También amplié ese argumento para incluir: infraestructura, salud y seguridad. Uno sólo tiene que mirar la infraestructura del gobierno que se desmorona para darse cuenta de lo ridículo que es la noción. 

     

    Quizás la razón más ridícula que usé para justificar la necesidad de gobierno era porque los políticos estaban controlados por banqueros corruptos y cabilderos corporativos, necesitábamos que el gobierno nos mantuviera a salvo de banqueros corruptos y grupos de presión corporativos. Me río de mí ahora que sé lo loco que era esa noción. No sólo el Estado es ridículo y cómico, es increíblemente violento. Es un culto a la muerte, empapado en sangre. La guerra y el hambre inevitablemente lo acompañan. Un cuarto de mil millones de personas asesinadas en el siglo XX deberían hacer que uno sea escéptico del gobierno, si no se dan cuenta de que no hay justificación moral para que exista.

     

    Un monopolio de la fuerza y ​​la violencia, para "proteger" a la gente de los monopolios, de a fuerza y ​​la violencia tiene tanto sentido como comer pasta de dientes. El gobierno en su núcleo es increíblemente irracional y destructivo, a pesar de todo el aderezo que se pone en sí mismo. La verdadera pregunta debería ser: "¿Por qué cualquier persona que proclamara ser racional no se consideraría un libertario, anarquista o voluntario?


  • Opiniones sobre esta nota