LA POLITICA, EL MEJOR NEGOCIO




  • Hace un tiempo fui profesora de una materia de ciencia política, y me entretenía leyendo libros sobre el tema, pero muy pronto un político local, me ubico en la realidad, me dijo una vez, -Imagínate el poder un gobernador- este individuo tiene un equipo de servidores de la administración pública. Que el designa, para el caso de Baja California no recuerdo los miles que menciono, además tiene acceso a los cargos de las administraciones municipales, otros tantos cientos  y durante 6 años, tiene acceso o influencia en dos legislaturas, en el poder judicial, en dependencias descentralizadas, organismos autónomos, entre otros. Todo eso, gira en torno al poder de este.

    Desde el punto de vista financiero o de la administración pública, le falto mencionar las partidas destinadas a los diversos rubros del gasto público, tanto de los ingresos estatales como federales, tiene la información de primera mano, cuánto dinero se destinara y cada rubro del mismo. En pocas palabras información privilegiada pues, así es que se va a su casa pensando en los millones a los cuales tendrá acceso. Se fijara en las partidas más cuantiosas, por ejemplo la construcción, y otras,  todo ese gasto público, lo dejara muy reflexivo,  pensara en sus amigos, y como beneficiarse mutuamente, toda una gran tentación. 

    En términos metafóricos, o retórica de pensamiento por medio de la cual una realidad o concepto lo expresan por medio de una realidad o concepto diferentes con los que lo representado guarda cierta relación de semejanza. El dirigente de Morena AMLO hace alusión a la tentación de corromperse, y señala: "hay aves que cruzan el pantano sin manchar el plumaje". Todo mundo se pregunta y se contesta. Pero ¿como?, es decir,  para los gobernadores cruzar el pantano anegado de dinero. Cuantos cruzaran sin manchar su plumaje, ¿Es posible cruzarlo, ¿Cuantos lo han hecho?. Bueno a los lectores les recuerdo el libro "Volar sobre el pantano"  de Carlos Cuauhtémoc Sánchez, así que el título del libro es la respuesta a cruzar el pantano sin manchar el plumaje. Es decir te pones encima de él, volando.

    Los gobernadores en México, son como virreyes, que además facultades ilimitadas, no hay contrapesos en el poder legislativo, tampoco el judicial es un contrapeso. En los últimos 20 años la famosa alternancia en el poder relajo los controles que anteriormente ejercía la presidencia de la república, antes el presidente decidía absolutamente todo, ahora los gobernadores también participan del poder político y económico. Así vemos a los gobernadores desbocados en sus ansias "empresariales" así le llaman a la apropiación del recurso público. Y de telón de fondo la impunidad como sistema.
    En este México que no pasa nada, como diría el ex presidente municipal Francisco Pérez Tejada Padilla, por ello la sonrisa de Duarte que regresara a México. Acaso le paso algo a Raúl Salinas de Gortari con sus cuentas de Suiza. Estuvo algunos años en la cárcel y salió libre a disfrutar de su enorme fortuna, amasada desde la famosa partida secreta, hasta los cobros del diezmo de las obras públicas. Acaso hubo consecuencias en el caso de la famosa "casa blanca" de Peña.

    Según estadísticas en México hay 97% de casos judiciales que no se resuelven, es decir la justicia no se aplica, Esto es impunidad, el gran negocio, y la base de la corrupción, por ello todos esos gobernadores desbocados en sus ansias empresariales, están las legislaturas cómplices, pues ellas su tarea es vigilar el uso correcto de los recursos públicos.

    ¿Dónde estaba el Congreso de Veracruz cuando el gobernador Javier Duarte se robaba el dinero de ese estado? ¿Qué hicieron los legisladores de Quintana Roo al enterarse que el gobernador Roberto Borge lideraba una gavilla de funcionarios dedicada a la apropiación ilegal de propiedades en esa entidad? ¿Qué se hizo en Sonora, Chihuahua, Tabasco, etc.?

    ¿Están los congresos estatales desempeñando bien su papel? La respuesta es no. Ni sirven para detener a gobernadores ladrones ni para presionar a mandatarios inútiles. Es peor: por comisión u omisión, son cómplices de la corrupción y/o ineptitud, y encima nos cuestan mucho a los contribuyentes. Detrás de todo gobernador corrupto (o ineficaz) hay un congreso corrupto (o ineficaz). Ésta es,  parece, una de las conclusiones, quizá la más importante, del reporte Informe Legislativo 2017, presentado en días pasados por el IMCO.

  • Opiniones sobre esta nota