EL CAZADOR FURTIVO. SAN DIEGO, DE LAS CIUDADES MÁS CONTRASTANTES DE CALIFORNIA




  • La frontera entre Tijuana, Baja California  y San Diego, California es y de acuerdo a las estadísticas la frontera entre México y los Estados Unidos que más flujo de visitantes tiene en los tres mil kilómetros de frontera entre ambos países. San Diego es una ciudad pujante en el sur de California, ya que cuenta un puerto de media capacidad, pero recibe mercancía principalmente de los llamados “tigres asiáticos” altamente industrializados como China, Japón, Corea del Sur, India, Tailandia y más. Cuenta también con un centro financiero muy importante ubicado en el centro de la ciudad conocido como el “downtown”. Un dato muy interesante es la gran cantidad de mexicanos con residencia permanente, mejor conocida como “green card” que cruzan diariamente la frontera entre Tijuana y San Ysidro y que tienen empleo en San Diego y en otros condados cercanos como Chulavista, National City, Encinitas, El Cajón, La Mesa, Santee, Alpine y otros. Al igual que en Mexicali, en toda la noche inician como un “rito” la “pasada” de las garitas internacionales de México a los Estados Unidos. Residentes de Tijuana y desde los puntos más alejados de la ciudad como “El Florido”, “El Matamoros”, “Rosarito”, “La Presa” y no se diga de colonias añejas como “La Libertad”, “Buena Vista”, “Independencia” y más, inician desde las primeras horas su rumbos hacía la garita centro principalmente y el tiempo que tardan en pasar es de dos, tres o más horas, ya sea a pie o en vehículo. Una gran cantidad de tijuanenses que se dedican principalmente al área de la industria y los servicios prefieren entrar a San Ysidro por la garita de la “Zona Centro” o “Zona Norte”, ya que a escasos diez metros y por 2.50 de dólar, pueden tomar el “trolley” de San Diego que es un eficiente tren ligero que transporta a miles de pasajeros desde las primeras horas del día hasta muy altas horas de la noche, dependiendo si es día laborable o fin de semana. Indudablemente que una gran parte de trabajadores tijuanenses aportan con su trabajo, una gran parte de la fuerza laboral del puerto del sur californiano.
     
    El Centro de San Diego

    LA ZONA TURISTICA Y EL ALTO COSTO DE LA TIERRA JUNTO A LA PLAYA
    San Diego tiene una gran cantidad de lugares de diversión y de toda clase y para todos los gustos, tanto como para los niños y la familia, como para la gente adulta. El zoológico de San Diego es uno de los más reconocidos a nivel mundial, ya que es de los más completos en la Unión Americana. Uno de los “huéspedes” de este centro de entretenimiento es el “big horn sheep” o mejor conocido entre nosotros como el “borrego cimarrón”, la mascota de nuestra máxima casa de estudios: la Universidad Autónoma de Baja California (UABC). Otro atractivo es el “Sea World” un acuario donde se encuentran los más exóticos seres vivos del mundo acuatico. El “Old Town” es una visita obligada, ya que el visitante podrá conocer el origen de este puerto y la gran influencia mexicana en los inicios de finales del siglo XIX, ya que se pueden encontrar construcciones de aquellos años de la fundación de San Diego. Para los amantes de la “diosa fortuna” y del juego, existen casinos como “Viejas” en Alpine, “Harras” al norte de la ciudad y “”Barona” por el mismo rumbo. Para todos estos lugares y zonas turísticas, solo basta con tomar el “trolley” y por los 2.50 dólar por boleto, le da derecho a usar ese transporte y las líneas de autobuses del “Sistema Metropolitano de San Diego” por espacio de un día. En general, San Diego es una ciudad cara, pero dependerá de la parte del año que usted visite este puerto. Entre semana varía considerablemente el precio de los hoteles, los cuales se encuentran para todos los bolsillos, desde los más onerosos como los más sencillos.
     
    Playas de San Diego

    EFICIENTE SERVICIO DE TRANSPORTE PÚBLICO
    San Diego cuenta con una eficiente red de transporte público, contando con el Trolley, un tren ligero que cada quince minutos llega una gran cantidad de estaciones a lo largo y ancho de la zona metropolitana. También existen los autobuses urbanos con rutas diferentes al tren ligero y en ambos servicios se paga 2.50 dólar por cada día, con derecho de utilizar innumerable número de veces. Para adquirir estos boletos es necesario comprar una tarjeta con banda magnética con un precio de cinco dólares y en ella se graban los boletos por el día que se adquieren. Esta tarjeta es requerida cuando usted se sube al transporte. Existen taxis y “carretas” movidas por personas, pero aquí los precios varían dependiendo de la distancia que se pida. El Trolley tiene tres grandes rutas, las cuales se interconectan en el “downtown”. La línea azul es la ruta hacia San Ysidro y la parte sur, incluyendo al popular Barrio “Logan”, la zona con más mexicanos en este condado. La Linea Verde, recorre la parte oriente, casi llegando a Alpine y El Cajón. La Línea “Naranja” cubre la zona norte.
     
    El Trolley, de San Diego a Tijuana
    EL SAN DIEGO SUBTERRANEO
    Por los rumbos del añejo estadio “Qualqum” y la Universidad de San Diego se encuentra la tenebrosa calle cuarta, quizá una de las calle con más indigentes y personas sin hogar. A pesar de las inclemencias del tiempo los llamados “Homeless” construyen sus “casas” con plásticos, cartón y papel periódico. La pobreza no conoce de religión, ni de razas, y lo mismo se pueden observar como indigentes, hombres y mujeres de raza blanca, negra, latinos, entre otros. Desafortunadamente una gran cantidad de estas personas sin hogar son enfermos drogadictos, algunos de ellos de avanzada edad. Este es el San Diego de la actualidad, una ciudad fascinante y con un buen clima todo el año, aunque algo cara. Nos vemos en otro cazador furtivo. Comentarios: aguilarmezta@gmail.com. 

  • Opiniones sobre esta nota