FIN DE LA SEMANA SANTA




  • Vuelta a las actividades cotidianas, la pasada semana santa tuvimos mucho en que pensar, sobre todo las amenazas de guerra de Trump, nos dejo un sueño intranquilo, para todo el mundo, algunos mal pensados, me incluyo en esta categoría,  una hipótesis es que es una bandera falsa, ante el fracaso de Trump de muchas de sus promesas de campaña. Es decir distraer la atención en asuntos externos, para esconder los problemas internos.

    La realidad es más compleja, los que vivimos en la frontera hicimos largas horas para pasar al otro lado, en el caso de Mexicali la población volcada intentando pasar, filas de 3, 4 y hasta 5 horas. Los motivos visitar a nuestros familiares, de vacaciones  o negocios. Eso no lo ha parado nadie, claro solo las devaluaciones del peso hacen que los cruces fronterizos disminuyan. También vienen nuestros paisanos que  viven del otro lado, aprovechan los días de descanso para pasar a México.

    Así que los madre de todas las bombas de Afganistán, los misiles a Siria y las amenazas de guerra en el Norte de Corea, fueron temas de preocupación, se suman  las noticia de la aprensión de Tomas Yarrinton en Italia, y la aprensión de Cesar Duarte en Guatemala también fueron hechos noticiosos, en el caso de estos ex gobernadores priistas, no son la excepción sino la regla. Gobernadores que se enriquecieron de manera escandalosa, a costa del erario público, y otros negocios.

    Y como todo es política, pronto los dirigentes priista dirán que es un ejemplo, para que enfrenten la justicia, eso es noticia para las campañas en el estado de México que enfrentan una dura contienda.
    Para uno de los lideres políticos mas importantes del país como lo es Andrés Manuel López Obrador (AMLO) el problema fundamental en México  es la corrupción. Yo creo que es el resultado, la corrupción es parte del sistema, es decir no es la excepción, es la regla. Si vemos a los gobernadores panistas, nadie ha escapado a esta regla. Los gobiernos perredistas, igual. Cuando la gente dice todos son iguales, apela al sentido común. AMLO dice no todos somos iguales, no nos incluyan.

    Es posible hablar de una nueva ética en la política, donde la honestidad sea la regla, como pregona AMLO, y en otros países como Uruguay con Mujica, que decía " El que le guste mucho la plata, que se vaya a los negocios, pero que no quiera la plata pública".

    Mujica fue famoso por su gobierno de austeridad y honestidad, el mismo la reprentaba, por ello en México, dirán lo que quieran pero AMLO es el que se acerca más a tratar de representar este ideal de austeridad y honestidad. De aquí su fuerza moral. Sin embargo apela a la fuerza del líder, que se la comunidad ve un líder honesto, se predica con el ejemplo, en eso tiene razón, pero si efectivamente debemos buscar ese líder, pero como es la excepción y no la regla, es muy probable que otro líder se haga del poder, y nuevamente prive la corrupción, como ha sido el caso de México.

    Yo creo que se tiene que trabajar mucho en un entramado institucional, donde se vigile rigurosamente el uso de los recursos públicos. Hay un viejo refrán que dice " En el arca abierta, hasta el más justo peca".

    Nuestro problema es la cleptocracias, y su definición es (del griego clepto, 'quitar'; y cracia, 'fuerza' = dominio de los ladrones) es el establecimiento y desarrollo del poder basado en el robo de capital, institucionalizando la corrupción y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político, el peculado, de forma que estas acciones delictivas quedan legalizadas.

    Ahí están de ejemplos los gobernadores, del PRI todos ellos y de los más buscados, ya sea por sus ligas con el narcotráfico, y desfalco de recursos públicos, los del PAN con Guillermo Padres y los cientos de caballos pura sangre, la privatización del agua, los de los gobiernos de  las alianzas como Gabino Cue de Oaxaca, etc.

    Los funcionarios públicos, como Emilio Lozoya de Pemex, ex candidatos como Josefina Vázquez Mota y los mil millones, Kiko Vega y sus docenas de casas, negocios. Las propiedades de Peña Nieto y sus funcionarios más allegados. Esta cleptocracia se extiende en todo el mundo el caso Obedrech es el ejemplo. Que podemos hacer los ciudadanos para enfrentar este desafió inmenso que es la corrupción.  

  • Opiniones sobre esta nota