Trump humilló y amenazó a Peña Nieto




  • La periodista sonorense radicada en Washington Dolia Estévez, acaba de filtrar la conversación que sostuvieron Enrique Peña Nieto y Donald Trump el viernes 27 de enero, donde se muestra una versión distinta a la que presentó el boletín oficial del gobierno mexicano.


    Según la prestigiada periodista, el trato que le dio Trump a Peña Nieto fue poco menos que humillante, amenazante y hasta de regaño. El tono que utilizó el presidente de Estados Unidos fue de un monarca que se dirige a un súbdito. Mientras que la actitud de Peña Nieto y sus asesores, fue vergonzante, indigna y de vasallos.


    En la conversación que duró poco más de veinte minutos, no de una hora como se afirma en el boletín oficial, Trump le aclara en tono insolente a Peña Nieto que él no tenía intenciones de acudir a la invitación que le hizo el gobierno mexicano durante su campaña, que en realidad acudió porque se lo pidió su yerno Jared Kushner, actual asesor  y brazo derecho del presidente. También, en tono amenazante le reclamó al presidente de México que no ha hecho mucho por detener a los narcotraficantes que están masacrando a la juventud estadounidense con sus drogas.  Que las acciones de su ejército han sido inútiles y ante su incapacidad, el gobierno de Estados Unidos le propone al de México enviar a sus efectivos militares a combatir directamente  al narcotráfico. Prácticamente humilló al ejército mexicano y Peña Nieto se quedó callado.


    En el comunicado oficial se había mencionado “la necesidad de que nuestros países trabajen juntos para detener el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas”, lo real es que lo segundo ni fue tratado y lo primero se manejó como un regaño de Trump hacia el gobierno Mexicano.


    En torno a la discusión sobre el pago del muro, el gobierno mexicano mencionó en su boletín que ambos presidentes “reconocieron sus profundas diferencias sobre el muro fronterizo y acordaron continuar con el diálogo, como parte de una discusión integral”, en realidad no se dijo toda la verdad, según Estévez Trump le dijo a su homologo que México pagará por el muro quiéranlo o no, y para ello el gobierno estadounidense estará preparando un arancel a las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos. A lo que el mandatario mexicano también se quedó callado.


    Después de las conversaciones Trump confirmó algunas de nuestras sospechas, el presidente de Estados Unidos, mencionó en su conversación con Peña Nieto que mantuvo una postura dura sobre el comercio, que reforzaría la suave y débil frontera, y evitaría que los trabajos de los estadounidenses salgan fuera de las fronteras de su país.


    Ya intuíamos que el gobierno mexicano no había dado la información real y completa de la conversación que sostuvieron ambos presidentes, pero lo que es peor, apenas nos estamos enterando el tono humillante como se refirió a nuestro país el presidente de Estados Unidos y el trato indignante que le dio a Peña Nieto. Trump hizo ver las asimetrías que se tienen entre ambos países y presentó su avatar de imperio para hacer valer su fuerza y exigirle al gobierno mexicano que se arrodille.


    Desgraciadamente Peña Nieto y su equipo no tienen la entereza ni la valentía para contradecir al imperio, mucho menos para defender los intereses de los mexicanos. Tendrá que ser el pueblo de México el que prepare y haga la densa contra lo que viene.


    El autor es investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UABC, correo josemorenomena66@gmail.com



  • Opiniones sobre esta nota